Una buena identidad visual da mayor valor a la marca, la posiciona en el mercado distinguiéndola de la competencia y hace que pueda ser fácilmente reconocida y recordada por los consumidores.

 Una empresa debe tener una identidad que transmita una idea clara del producto o servicio que ofrece. Se trata de conseguir un conjunto de aspectos visuales que conformen una identidad, una personalidad y estilo propio bien definido.
Teniendo en cuenta todo esto, se comienza con el diseño del logotipo y, por tanto, con la elección de los colores y las tipografías a utilizar.
imagen_corporativa
Una vez elegido el diseño del logotipo, desarrollamos la papelería (hojas, tarjetas, sobres, carpetas…), mostrándosela al cliente de forma que  pueda ver con claridad cómo quedarían una vez impresos.

papeleria

 

Nos gustaría saber vuestra opinión. Esperamos que os guste!

Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada